Google presenta su nueva innovación, el Google Duplex, a simple vista otra “máquina” mas que te llama, pero Google Duplex no es una centralita programa con opciones y enlaces a uno u otro teléfono, Duplex pretende ser, tal y como lo presenta google, un sistema de automatización basado en la inteligencia artifical, en pocas palabras un teleoperador virtual, un robot capaz, de momento, de realizar reservas entre otras funciones. Lo que nos hace preguntarnos  ¿dejaremos de ser atendidos por personas?, ¿escucharemos por última vez el “lo siento, no le he entendido”?, ¿peligraran más puestos de trabajo en pro de la tecnología?.

 

La presentación de Google Duplex fue probablemente una de las innovaciones más llamativas de todo 2018. Este sistema basado en inteligencia artificial demostraba cómo era posible automatizar la realización de llamadas para reservar citas en restaurantes y peluquerías durante el Google I/O del pasado mes de mayo, y ahora ha comenzado su despliegue en Estados Unidos.

Un reducido número de usuarios ya está probando la característica en sus Pixel 3, pero en las primeras llamadas automatizadas hay un problema potencial: el despliegue del sistema está por ahora combinando llamadas totalmente automatizadas con otras en las que hay un operador humano detrás. Google aclaró que Duplex confirmaría que era una máquina quien hablaba para hacer la reserva, pero en las llamadas de prueba eso no está quedando tan claro.

 

Que una máquina te llame no es nada nuevo, pero que lo haga para conversar contigo de forma natural es algo muy distinto. Es lo que ofrece Google Duplex, el sistema de inteligencia artificial aplicado a la automatización de las conversaciones telefónicas.

La demostración que Sundar Pichai hizo durante la conferencia Google I/O 2018 nos dejó a todos asombrados, y aunque ciertamente la tecnología dejó patente su capacidad, el debate sobre privacidad, transparencia y malos usos es inevitable automatización de las conversaciones telefónicas.

 

La demostración que Sundar Pichai hizo durante la conferencia Google I/O 2018 nos dejó a todos asombrados, y aunque ciertamente la tecnología dejó patente su capacidad, el debate sobre privacidad, transparencia y malos usos es inevitable.

 

Redes neuronales al habla

Como explicaban en el blog de inteligencia artificial de Google, el sistema conversacional de Google Duplex se basa en una Red Neuronal Recurrente (RNN)

¿No debería avisar Google de que estás hablando con una máquina? Aquí hay un debate que va más allá de la tecnología y se infiltra en campos como la ética —incluida la ética robótica— o la filosofía, y muchos analistas, expertos y usuarios finales convencionales dejaron claras sus dudas en Twitter respecto a un sistema que desde luego lograba resolver la tarea, pero por medio del engaño, sea este más o menos inocuo.

En Google han indicado recientemente que “estamos diseñando esta característica con la integración de mensajes de aviso”, lo que hace pensar que en la implementación final el sistema efectivamente avisaría de que el interlocutor humano está comunicándose con una máquina.

Hay más sombras en este impresionante avance, como son las que afectan a la privacidad de esas conversaciones utilizadas para entrenar al sistema. Es probable que Google Duplex registre toda la conversación, la grabe y la analice (previa anonimización) para “mejorar el servicio”, como suelen avisar todos estos sistemas. Sin embargo las suspicacias sobre lo que se pueden hacer con todas esas grabaciones son evidentes. Aquí Google debe ser también transparente sobre qué se guarda, cómo se guarda y durante cuánto tiempo.

Y por último está el problema de los malos usos. Será difícil controlar como siempre que una herramienta se utilice de mala forma y de hecho eso no debería frenar esa evolución tecnológica —hacerlo sería un error—, pero si Google implanta esta tecnología, será importante saber cómo nos protege de usos fraudulentos que podrían automatizar por ejemplo llamadas de telemarketing engañosas.

Fuente https://www.xataka.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *