Cada vez son más los dispositivos que en un hogar están conectados al WIFI, ya no es que haya varios dispositivos tipo smartphone, tablet portátiles conectados a la vez sino cada vez más otros dispositivos como termostatos, electrodomésticos, altavoces y hasta bombillas, resumiendo el nuevo estandar WIFI6 será la capacidad de gestionar de forma más eficiente múltiples dispositivos a la vez. 

El nuevo estándar WiFi 6 es compatible con protocolos anteriores, por lo que si compras uno de los nuevos routers WiFi 6 o 802.11 ax, tus equipos actuales se podrán conectar a él. Sin embargo, para poder obtener las ventajas y avances del nuevo WiFi 6 necesitamos que tanto el emisor como el receptor sean compatibles con WiFi 6.

Más alcance y cobertura incluso en espacios saturados

Como vemos en la tabla siguiente, WiFi 6 no mejora mucho la velocidad de datos de enlace original que tenemos en el estándar 802.11 ac. Un stream pasa de 433 Mbps en WiFi 5 a 600 Mbps en Wifi 6. Tampoco en la velocidad de datos máxima teórica que podemos conseguir usando 8 streams (160 MHz) hay un salto cuantitativo muy grande, pues WiFi 6 sube hasta 10 Gbps cuando con Wifi 5 lo máximo que podíamos conseguir eran unos 7 Gbps,

El avance que consigue es gracias, en parte, a su modulación 1024-QAM, lo que permite que en un determinado ancho de banda se pueda enviar más cantidad de información por símbolo que con los protocolos WiFi anteriores. Esto es especialmente interesante en escenarios de alta densidad de conexiones a una red WiFi, que es donde el nuevo estándar espera poder incrementar en 4 veces el rendimiento promedio por usuario respecto al anterior.

El interés en la futura WiFi 6 no está pues en la velocidad máxima por dispositivo sino en la mejora global que experimentarán los usuarios en situaciones cada vez más habituales y donde queremos tener muchos dispositivos conectados a la misma red WiFi. Incluso en el hogar. También habrá mejora en la latencia, que será mucho menor, y por supuesto en la seguridad, al estar preparada para usar WPA3.

Otra característica importante de la nueva WiFi 6 es que, al contrario que la WiFi 5 o 802.11 ac, el nuevo estándar puede operar tanto en la frecuencia de 2,4 Ghz como en la de 5 Ghz. La actual WiFi 5 puede hacerlo también pero en realidad lo consigue “tomando” la banda de los 2,4 Ghz del protocolo 802.11 an.

Mejor gestión de varios dispositivos a la vez

En casa es habitual que tengamos conectados a la red WiFi no solo smartphones, consolas o televisores, sino cada vez más, diferentes gadgets y dispositivos que requieren y necesitan conexiones de red o a Internet. Desde neveras a termostatos o altavoces con asistentes virtuales.

ODFMA es una tecnología que incrementa la cantidad de datos que se puede enviar y recibir de forma simultánea con WiFi 6

La tecnología que conseguirá mejorar significativamente esas condiciones de uso es OFDMA (Orthogonal Frequency-Division Multiple Access). Gracias a ella las redes WiFi 6 ofrecen menor latencia cuando son muchos los dispositivos que quieren acceder al router.

De forma sencilla, hasta ahora, cuando un router enviaba información a un dispositivo, hacía uso de todo el ancho de banda del canal, independientemente del tipo de datos o la cantidad de información que se necesitaba transmitir. Con la tecnología OFDMA, esos canales se pueden subdividir a su vez para ofrecer paso a diferentes clientes o dispositivos, consiguiendo así esa deseada menor latencia y mejor eficiencia de la red WiFi cuando son muchos los dispositivos que quieren usarla.

Menos consumo para los dispositivos conectados

El tercer pilar sobre el que se construye WiFi 6 es de los más importantes pues afecta a la autonomía de los dispositivos que van a estar conectados a la red inalámbrica. De esa mejora se se encarga la tecnología Target Wake Time (TWT).

Con WiFi 6, en vez de tener a los dispositivos conectándose y apagándose cada cierto tiempo fijo en busca de transmisiones desde el punto de acceso, hay una negociación para fijar de antemano unos tiempos específicos para acceder al canal de comunicación, conociendo en todo momento las duraciones esperadas de las actividades de la red.

Con este funcionamiento, los dispositivos pueden mantenerse en modo de reposo (y ahorrar energía) hasta que llegue su momento fijado y negociado.
Fuente https://www.xataka.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *