He de reconocer que mi primera incursión en el comercio on-line fué con este fin, utilizar la tecnología GPS, con la que trabajaba instalandola en vehiculos,  para poder tener localizados a nuestros mayores y niños en caso de que se pierdan o tuvieran alguna emergencia, poco a poco esa tecnología se ha ido extendiendo e integrando hasta llegar al nivel de poder disfrutarla en un reloj o,como en el caso que nos ocupa, una aplicación en nuestro smartphone.  Ésta aplicación (estoy seguro de existen más opciones que iremos compartiendo) te permite elegir con quien quieres compartir tu ubicación, cuando quieres hacerlo, recibir notificaciones cuando la persona localizada llega a algún punto o sale de una zona marcada, un botón de pánico o poner en contacto directo a los servicios de emergencias entre otras posibilidades. Os dejo con una breve explicación de su CEO sobre esta APP y un video de la marca.

Jonathan fue una tarde con unos amigos al cine. Sin saber cómo, su coche acabó fuera de la carretera y en llamas. El chico, asustado, llamó a su padre, que salió a buscarlos. Era aficionado a subir montañas, por lo que en su teléfono móvil tenía descargada una aplicación de geolocalización para rescates: Safe 365. Como, gracias a la App, conocía la ubicación exacta donde se había producido el accidente de su hijo, se puso en contacto con los servicios de emergencias, que rápido encontraron el remoto lugar perdido por los montes vizcaínos. Afortunadamente, Jonathan y sus amigos salieron ilesos.

Gracias a la tecnología GPS, padres e hijos pueden seguirse a través de sus ‘smartphones’ recibiendo notificaciones que indican sus movimientos a tiempo real

“Nuestra solución no hace desaparecer los accidentes. Es inevitable que sigan ocurriendo. Lo que sí permite es agilizar los rescates, hacer que sean más rápidos y efectivos”, explica Guillem Viladomat, CEO de Safe 365. Aunque pueda usarla quien quiera, la aplicación está pensada para que nietos e hijos conozcan la ubicación a tiempo real de sus padres o abuelos. Para que unos se sientan más seguros y otros certifiquen que nada malo les ha pasado.

La propuesta cuenta con dos millones de descargas acumuladas y más de 100.000 usuarios diarios. El sistema es muy sencillo, el usuario añade a la persona que desea proteger y ésta da su consentimiento: “así, pueden saber a tiempo real donde se encuentra y recibir notificaciones inteligentes de los kilómetros que han recorrido, el vehículo en el que van o incluso la batería que le queda en el móvil”, comenta Viladomat.

Aunque no lo parezca, “nuestra idea no es controlar, no queremos ser una herramienta de control sino de seguridad. Safe 365 sirve para cuidar de nuestros parientes ancianos. Para estar más cerca de nuestras familias y aprender sus rutinas para que, de forma natural, se sientan más seguros”, aclara. “Se puede configurar el aplicativo para que la ubicación no sea exacta, sino que haya un cierto margen de error”.

La solución incorpora un botón del pánico que al pulsarlo se conecta con los servicios de emergencia. “Desgraciadamente, ocurre muy a menudo que una persona mayor sufre alguna caída y pasan días antes de que alguien se percate de que algo ha pasado”, sostienen desde Safe 365. Pulsando el botón del pánico se manda asistencia inmediata: “ofrecemos a los ancianos una mayor seguridad y permitimos que se sientan más cerca de sus familiares”, dice Viladomat.

Safe 365 antes era Alpify, una App para localizar a personas que, al ir a practicar deporte a la montaña, sufrían algún problema: “hacíamos muchos rescates, pero la aplicación no se usaba a diario. Decidimos enfocar la idea a un target que pudiera servirse de la propuesta más a menudo y decidimos dirigirlo a personas mayores”, explica el CEO de la empresa.

En los próximos diez años, la cantidad de personas mayores de 65 años se va a duplicar. Para 2045, por primera vez en la historia de la humanidad, los ancianos serán el grupo de edad más grande del mundo: “van a ser una generación con móvil, se van a hacer mayores con un smartphone. Va a haber una gran cantidad de tecnología accesible para ellos”, asegura.

“Otro de los públicos objetivos a quien dirigimos nuestra solución y que usan mucho la App son parejas, no de jóvenes, sino de ancianos. Sobre todo, aquellas en las que alguno de los dos realiza alguna actividad física. Como salir a andar, por ejemplo”, comenta. “Se descargan la aplicación para protegerse entre ellos: les permite sentirse más seguros”.

Precisamente por enfocar su idea a la tercera edad, Safe 365 ha recibido una gran inversión de Mangrove Capital Partners, una de las principales firmas de capital riesgo europeas que “es famoso por haber invertido en Skype o Wallapop”, afirma Viladomat. Desde Mangrove, Yannick Oswald -que recientemente se ha unido a la junta directiva de Safe 365- apunta que “la mayoría de start ups están obsesionadas con cómo los milennials están remodelando sus estilos de vida mediante su adopción extrema del móvil pero la economía de la tercera edad es una de las oportunidades más olvidadas del mundo de la tecnología”.

Fuente: https://www.elmundo.es/economia/innovadores/2018/12/07/5c05682ffc6c83c1748b4737.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *